Navegamos con nuestras piraguas entre delfines frente a Campoamor

Los tres que hacemos posible la revista de Campoamor.com vivimos una experiencia excepcional junto a una familia de delfines que rodearon nuestros kayaks frente a Campoamor.

0
Obra nueva y reformas

Pasó este pasado sábado. Los tres que hacemos la revista Campoamor.com habíamos quedado muy temprano para salir en kayak en un día estupendo, el agua estaba plato y el sol acababa de nacer.

Todo ocurrió justo frente a la playa de Aguamarina y La Glea, a no más de 500 metros de la orilla. Al principio solo pudimos distinguir un lomo con la aleta dorsal, estaban a cuarenta o quizás treinta metros, era una madre y su cría, los seguimos tranquilamente, no necesitábamos correr, cuando estuvimos junto a ellos nos dimos cuenta que eran más, era toda una familia de delfines.

Los delfines estaban tranquilos, iban a derecha luego giraban a izquierda, nos pudimos acercar a menos de tres o cuatro metros, mientras ellos continuaban su hacer.

De pronto se giraron hacia nosotros y se sumergieron, y el mar empezó a hervir de boquerones saltando a nuestro alrededor, una veintena o más de gaviotas aprovechando la situación se lanzaban desde lo alto en picado para pescar, incluso nos salpicaban.

Los delfines pescaban por debajo de nuestros kayaks dando vueltas a este banco de peces.

Fue toda una experiencia de la que no tenemos fotografías, no nos habíamos llevado la cámara fotográfica ni el móvil.

Como me faltaba el documento gráfico no iba a publicar esta noticia pero ayer en Antena 3 noticias publicaron la historia de unos piragüistas que tuvieron una experiencia similar en la que unos delfines les acompañaron durante unos minutos rodeando sus embarcaciones, decían que era algo excepcional (fotografía superior de la noticia en Antena 3) es verdad que tenían el documental gráfico cosa que nosotros no tenemos pero pensé que nuestra experiencia incluso fue mejor y más emocionante y comprendí que lo que vivimos es una historia que debería compartirla con nuestros lectores a los que seguro les va a encantar, sobre todo sabiendo que todo ocurrió a muy escasos metros de la playa en donde se bañan en verano.

Pues aquí dejo nuestra historia que vivimos Matthias, José Luis y yo. Somos unos privilegiados por haber estado en medio de una pesca de delfines acompañando a estos cetáceos en su desayuno. Salimos emocionados como niños pequeños del agua.

Nos vemos en Campoamor

Artículos relacionados:

Una familia de delfines pasa las navidades en Campoamor

Llegan ballenas a Campoamor

La imagen superior es de archivo

MBA executive