En Campoamor.com edición papel de este verano 2020 podrás leer la entrevista que le hemos hecho a Carlos Beltrán, un directivo de la Copa América de Vela en Campoamor

Carlos Beltran es ingeniero naval, directivo de la American Cup de vela, nos cuenta en una entrevista que publicaremos en la edición en papel de este verano, como ha sido su trayectoria profesional y como funciona por dentro esta prueba deportiva que es la tercera a nivel mundial por impacto económico

0
Obra nueva y reformas

Carlos Beltrán es ingeniero naval y forma parte de la dirección de la America´s Cup de vela, la tercera prueba deportiva a nivel mundial por impacto económico, la primera sería las olimpiadas, la segunda el mundial de fútbol y la tercera es esta Copa América de vela.

No es fácil pertenecer a una directiva de unas pruebas deportivas tan importantes, sobre todo en una competición como la Copa América que tiene una alta tradición anglosajona, de hecho Carlos Beltrán es el único directivo de esta prueba que no es anglosajón.

En la entrevista que podrás leer en nuestra revista en papel, una revista que estará en la calle este mes de julio, Carlos Beltrán nos contará como ha sido su trayectoria profesional, los años en los que combinó trabajar con la Copa América y la Volvol Ocean Race, su vuelta al mundo con esta última prueba deportiva.

«La diferencia entre la America´s Cup y la Volvo Ocean Race es que la primera sería como la F1 en automovilismo y la Volvo Ocean sería el Rally Dakar por eso los barcos son muy distintos»

Carlos Beltrán nos cuenta en otro momento de la entrevista algunos detalles de esta prueba deportiva:

«En los barcos de la Copa América hay unos tripulantes que solo están para producir energía moviendo con todas sus fuerzas una bomba hidráulica, está prohibido acumular energía por este motivo gracias al trabajo de estos tripulantes se puede mover la vela, el timón… tienes que tener en cuenta que el buque pesa 8 tm y lo llegan a poner el barco a 50 nudos».

«El gran reto en 2021, que será la próxima edición, es controlar los automatismos. En el momento en el que el barco vuela, si consigues medir una serie de parámetros automáticamente lo haces ir a mucha más velocidad que si navegas con una persona que tome las decisiones».

Bueno, no os contamos nada más o terminaremos haciendo un spoiler, considera este artículo un aperitivo de la entrevista que publicaremos en breve en la edición en papel, no te la pierdas.

Nos vemos en Campoamor

MBA executive