Los vikingos en Campoamor

La historia de los vikingos, Bjorn y Hastein Ragnarsson, hijos de  Ragnar Lodbrok, quienes al mando de una escuadra de 65 drakkares pasaron por Campoamor en el año 858 para posteriormente subir por el río Segura y saquear Orihuela

0
Obra nueva y reformas

El viento había cambiado y soplaba de Levante con gran fuerza, las olas ya alcanzaban el metro y la navegación se hacía casi imposible. Bjorn Ragnarsson desde la proa de su drakkar hizo una señal a otro barco que navegaba a estribor, cuyo capitán, Hastein Ragnarsson, reconoció rápidamente lo que su hermano le quería decir, había que ir a tierra a refugiarse y de paso, si era posible harían un poco de saqueo y repondrían fuerzas.

Los sesenta y cinco drakkares vikingos viraron hacia la playa de arena blanca, un riachuelo desembocaba en ella y no había acantilado lo que la hacía perfecta para guardar los barcos al refugio del temporal que parecía se avecinaba.

Desde el alto de los acantilados de lo que hoy llamamos Aguamarina, una familia oculta entre unos pinos era testigo de toda la escena. El padre había visto de lejos las velas de esta impresionante escuadra de guerra y le había dado tiempo a recogerlo todo y poner a salvo a su familia, estaba impresionado al mismo tiempo que atemorizado por esos gigantes musculosos de grandes hachas y melenas largas. Por Al-lāh que jamás había visto nada semejante. Al principio pensó en ir a dar la noticia a Uryula (Orihuela), pero ¿Quién creería algo semejante viniendo de un pobre pescador?, lo mejor era no meterse en líos, quedarse oculto y dejar pasar la expedición.

Bjorn Ragnarsson (Brazo de Hierro)  en la serie Vikings

Bjorn Ragnarsson (Brazo de Hierro), miró a su hermano Hastein que acababa de desembarcar en la playa y que ya daba órdenes a sus más de cien vikingos para que aseguraran el drakkar de la tempestad, el resto de drakkares esperaban su turno para desembarcar y había que ir haciendo hueco.

-Pronto tendremos una gran victoria, nuestro padre desde el Valhalla estará orgulloso de nosotros- le dijo Bjorn a su hermano, estaba entusiasmado después de haber capturado al emir de Nekor en el Rif, Said ibn Idris, así como una gran cantidad de mujeres y niños y haber cobrado un importante rescate por ellos al emir de Córdoba. -Estas tierras nos traerán grandes riquezas- 

-Son tierras ricas y no están preparados, nadie espera nuestras incursiones, sin duda  Thor y Odín nos darán su apoyo y seremos capaces de conquistar grandes ciudades- respondió Hastein mientras ya pensaba en organizar el campamento para pasar esa noche.

Esta pequeña historia es fruto de la imaginación pero está basada en un hecho histórico y es que a finales del año 858 unos sesenta y cinco drakkares vikingos al mando de Bjorn y Hastein Ragnarsson, hijos de  Ragnar Lodbrok (muy ‘televisivo’ por la serie ‘Vikingos’), llegaron hasta la desembocadura del Río Segura y subieron por él hasta Orihuela, conquistaron la ciudad saqueando campos y huertas. Los habitantes que pudieron huyeron, algunos de ellos hasta el reciente creado campamento de Mursiya al refugio de los soldados de Muhammad I, hijo de  Abderramán II. Los Vikingos pasaron el invierno en Orihuela e inmediatamente la abandonaron para continuar su viaje en previsión de la llegada de las tropas de Muhammad I.

Los Vikingos viajaban en sus drakkares, unos barcos que transportaban hasta 120 soldados, eran barcos ligeros sin quilla lo que les permitía subir por los ríos. Viajaban haciendo cabotaje (siempre cerca de la costa y cuando había mala mar inmediatamente desembarcaban en la playa más cercana para dejar pasar la tempestad), por este motivo hemos incluido el desembarco en la playa de Campoamor, una pequeña licencia literaria que nos hemos permitido.

La expedición de Bjorn y Hastein Ragnarsson continuó por la costa española del Mediterráneo llegando al Ebro y subieron por él logrando capturar al propio Rey de Navarra, García Iñiguez, por el que obtuvieron un rescate de 70.000 monedas de oro. Continuaron su viaje buscando Roma pero aquí pincharon, se equivocaron de ciudad y saquearon una ciudad llamada Luni que la confundieron con la ciudad eterna, al volver, tuvieron que pasar por el Estrecho de Gibraltar en donde les esperaba la flota sarracena que les dio una buena paliza, solo quedaron 20 drakkares que pudieron huir, suficientes para que en el camino de vuelta saquearan Gijón. El resultado de esta expedición es que Bjorn se retiró convirtiéndose en un gran y rico señor en sus tierras mientras que Hastein, más joven que Bjorn, continuó con sus viajes aterrorizando a otros pueblos de Europa.

Los vikingos desembarcan en Alicante (vídeo)

En 2017 se celebró en Alicante una exposición que recordaba estos hechos históricos “Vikingos. Señores del Norte. Gigantes del Mar” y que recogía más de 600 piezas vikingas. En verdad los vikingos en Orihuela dejaron poca huella, solo querían saquear, matar y violar a las mujeres, pero esta exposición estaba formada por piezas cedidas coetáneas del Museo Arqueológico de Córdoba y del Museo Nacional de Dinamarca, de Copenhague. 

El hecho histórico es que los Vikingos pasaron con sus barcos por las costas de Campoamor procedentes de la Costa del Sol, como hemos contado no se sabe si llegaron a desembarcar en las playas de Orihuela Costa pero todo es posible, ellos hacían cabotaje y solían parar cuando había temporal y todas las noches para evitar chocar contra rocas que no veían. Como muchos de nuestros lectores no conocen esta pequeña parte de nuestra historia hemos querido incluir este relato en nuestro Blog Magazine.

Os dejamos con dos vídeos: el primero corresponde a la exposición de la que hablamos, el segundo es un vídeo muy chulo que conmemora con piezas de Lego la toma vikinga de la ciudad de Orihuela.

Nos vemos en Campoamor

Las fotografías son fotogramas del vídeo que hemos incrustado en este artículo y un fotograma de la serie Vikings

Enlaces de Interés:

El olvidado saqueo de Orihuela por los vikingos

El viaje de Bojrn brazo de hierro 

Otro relato de la historia de Campoamor. Los espías de Campoamor

MBA executive