23.5 C
Campoamor
miércoles 22 mayo 2024

“I am going to try a farming school” William Maclure

InicioHistoria"I am going to try a farming school" William Maclure

Fecha:

Noticias relacionadas

Proyecto de fiestas para Orihuela Costa   

La costa de Orihuela necesita unas fiestas propias, independientes...

Este domingo se celebra en Campoamor el XI Triatlón Playas de Orihuela

El deporte tiene una cita este domingo en Campoamor...

La importancia del control de las colonias de gatos callejeros

El Ayuntamiento busca controlar las colonias de gatos callejeros...

Avistamiento de Ballenas desde un piso en Campoamor

Nos hemos hecho eco, varias veces de esta noticia,...
spot_imgspot_img

La frase que marco la vida de William Maclure, dueño de la finca de San Ginés (hoy finca de Campoamor) en el siglo XIX.

El carruaje de caballos se detuvo ese tres de diciembre de 1822 después de tres días de viaje desde Alicante. El trayecto había sido largo pero al fin estaba en su finca recién adquirida, una enorme finca de 5478 has que le había costado la nada despreciable cantidad de 441.000 reales de vellón en papel moneda, en verdad se trataba de las dos terceras partes de la finca matriz denominada de San Ginés, la otra tercera parte la había adquirido su amigo Roberto Montgomery como intermediario suyo.

El día era estupendo, a pesar de ser diciembre la temperatura era muy agradable, el sol resplandecía y como la noche anterior había llovido todo estaba envuelto en un agradable olor a tierra mojada. Maclure bajó del carruaje y miró con cierto desprecio a los milicianos (de la Milicia Nacional) que daban escolta al carruaje, estos sin nada más que decir dieron media vuelta y regresaron por el camino por donde habían venido.

-Que sinvergüenzas-, murmuró. -Me han sacado tres dolares para “darme protección” durante el viaje- 

El encargado de la finca al ver de lejos el carruaje había salido a su encuentro, conocía como se las trataban los milicianos así que no le extrañó en absoluto el comentario y con un gesto amable se dirigió al nuevo dueño de la finca.

-Señor, estamos encantados de que tome posesión de sus tierras, si me permite su equipaje lo entraremos en el convento donde se encuentran sus aposentos y en un rato pasaré a enseñarle la finca, dispone de olivares, viñedos, higueras además de un magnífico bosque con mucha leña y caza.

Mientras el encargado se apresuraba en sacar una enorme maleta de cuero marrón y un saco con extrañas piedras del carruaje, Maclure le dijo.

-Cuidado con ese saco, contiene minerales y rocas que he ido cogiendo por el camino desde Alicante y me interesan mucho- y mirando a su alrededor preguntó -¿Como puedo subir a ese alto?, quizás desde allí podamos tener una visión general de la finca- 

-De toda la finca no, es demasiado grande, pero de gran parte de ella si. Por detrás de la casa hay un camino que casi llega a la cima.-

Y era cierto, desde la cima se podía ver el mar y gran parte de la finca, Maclure pensó que era magnífica y dijo:

– I am going to try a farming school-

Este pequeño relato es una ficción basada en hechos reales, excepto en que la frase la dijera Maclure en lo alto de la cima del montículo, en verdad la escribió unos meses más tarde, un 24 de marzo de 1823, en una carta a Mme. Fretageot a la que cuenta su proyecto de crear una escuela industrial agraria en España que sacara al país de la “ignorancia”. La idea venía de mucho antes, de cuando Maclure lo intentó en EEUU, en concreto en Pensilvania, pero fracasó en su intento. Esta vez lo intentaría en España y para ello compró tres grandes fincas en la desamortización de la iglesia que sacó en subasta el Gobierno de España: La finca de San Ginés (hoy la finca de Campoamor), La Hacienda del Coix en el Campo de la Murada y La Guzmana en Muchamiel.

En esa misma carta Maclure dice “No hay nada que temer de este país, que es el más libre de Europa y lo seguirá siendo por mucho tiempo”* y le dice a Mme Fretageot “muy pronto podré enviarle vino, aceite, uvas e higos de la mejor calidad”, “En mi finca solo faltan leche y miel”

  • * Recordamos que en 1820, el Gobierno de España era constitucionalista (ojo de la constitución de La Pepa de 1812, la más avanzada del Mundo en ese momento)

Los historiadores hablan de Maclure como un gran intelectual británico y estadounidense (tenía doble nacionalidad), geólogo y botánico, fue autor del libro Observations on the Geology on the United States, Explanatory of a Geological Map en 1809 y una versión corregida de la geología de EEUU en 1818, fue fundador y presidente durante veinte años de la Academia de Ciencias Naturales de Filadelfia, y además, muchos lo consideran como un socialista utópico que pensaba que con su escuela industrial agraria podría vencer a la superticiones y costumbres de los agricultores en España. La idea era introducir conocimientos modernos de agricultura como los de Heinrich Pestalozzi y otros autores, por este motivo encargo traducciones de sus textos educativos para implementarlos en su escuela de la finca que hoy conocemos como Dehesa de Campoamor.

Además de los libros traducidos, también encargó numerosas máquinas y herramientas agrarias que trajo a la finca desde Filadelfia en EEUU. La idea era que sirvieran para su escuela y de paso podría estudiar la posibilidad de su fabricación en España.

El utópico Maclure pensaba en una educación igualitaria, quizás por este motivo sus primeros alumnos fueron sesenta niños que trajo del hospicio de Alicante, una práctica similar a la que realizara su amigo Robert Owen, también socialista reformador, en su escuela industrial de New Harmony (EEUU).

Hay que decir que las ilusiones de Maclure se vieron truncadas por la situación política en España, en concreto con la entrada al poder de Fernando VII. “Before I was drove out to Spain by the folly, stupdity and cruelty of despotism …” dice Maclure ya desde Dublín un 30 de junio de 1824. Ese mismo año le fueron expropiadas todas las tierras, propiedades y derechos que tenía en España, un espectacular patrimonio que no volvió a recuperar hasta 1835 gracias a la caída de Fernando VII y la entrada del liberalismo a España, un cambio político que permitió su regreso y vuelta a iniciar su proyecto de la escuela industrial agraria en la finca de Campoamor, pero la historia de esta segunda etapa merece otro artículo en nuestro blog magazine de Campoamor.com.

Otro dato histórico que aparece en el relato son los tres milicianos que le hacían de escolta en el viaje que hizo Maclure a la finca de San Ginés recién adquirida, un viaje que ocurrió entre los días 1 al 3 de diciembre de 1822. Estos tres milicianos salieron al paso del carruaje de Maclure y le exigieron esos tres dolares para, entre comillas “garantizar la seguridad”, un incidente que según cuenta el historiador Ginés Mellado Pérez hizo perder la confianza de Maclure por la Milicia Nacional y pasó a tener preferencia por el Ejército Regular español.

Puedes leer la historia completa de Maclure en wikipedia pinchando en este enlace

Nos vemos en Campoamor

Puedes seguirnos en redes sociales, en Facebook en Campoamorpuntocom

Fotografía superior de Wiliam Maclure. cuadro realizado en la década de 1920 por Abner Lowe. Maclure, nacido en Ayr, Escocia, ayudó a fundar la Academia de Ciencias Naturales de Filadelfia y luego se convirtió en su presidente durante 22 años. También creó uno de los primeros mapas geológicos verdaderos de cualquier parte de América del Norte. Pincha en este enlace ver la entrada en USGS (Science for a changing world) 

Últimas noticias

spot_img