El Río Nacimiento volvió a llevar agua por las lluvias de ayer

El río Nacimiento volvió a llevar agua gracias a las lluvias intensas de este viernes. El río Nacimiento desemboca en la playa de la Glea.

0
Obra nueva y reformas

Como anunciamos llovió con intensidad y como es lógico el río Nacimiento volvió a llevar agua con una crecida moderada que desembocó en el mar.

Como sabemos el río Nacimiento es un curso de agua que debería ser permanente aunque por la explotación de su acuífero no lo es, permanece seco prácticamente todo el año excepto cuando hay fenómenos de lluvias intensas, con una cuenca grandísima es capaz de recoger un enorme volumen de agua que desemboca en el mar por la playa de la Glea. Los años muy húmedos sube el nivel freático y río nacimiento vuelve a la vida con su curso permanente y vuelve a formar la marisma frente a la playa de la Glea.

Es normal que cuando llueve intensamente el río recupere su protagonismo y realice su misión principal que es evacuar el agua de lluvia. En poblaciones donde no tienen un río como Nacimiento cuando ocurren fenómenos de tormentas intensas, el agua termina recorriendo las calles de la población inundándolo todo. En Campoamor por suerte no ocurre ya que la mayoría del agua busca el cauce de este río.

Ayer volvimos a ver el río Nacimiento con agua rompiendo la playa de la Glea en la búsqueda de su desembocadura natural. Lógicamente la naturaleza se abre paso aunque nos empeñemos siempre en tener artificialmente una playa maravillosa como lo es.

En la fotografía superior vemos la mancha marrón que deja el agua en la desembocadura del río. Son los sedimentos de la crecida, principalmente de la erosión de las areniscas y arcillas de la cuenca de este río, es un fenómeno natural que debe ocurrir ya que estos sedimentos son los que luego mantendrán la playa. Estos sedimentos no son porque el cauce del río esté sucio, aunque seguro que también haya arrastrado los residuos o suciedad que algún ……. haya vertido al cauce.

Hacemos este artículo para tranquilizar, algunos de nuestros lectores se asustan al ver el agua pasar por el río y desembocar en el mar. Esta situación es lo natural, de hecho en la antigüedad (hace 70 años) la playa de la Glea estaba cortada y en la desembocadura del río (que llevaba agua permanentemente) había una marisma con un ecosistema singular. Lo normal es que el río Nacimiento de vez en cuando recupere su función.

Río Nacimiento y río Seco recogen el agua de las tormentas de una cuenca con una superficie de más de 5000 Has que va desde Campo Verde, Rebate, San Miguel de salinas y Montes de Escalona, la cantidad de agua que puede caer en esta zona es enorme por lo que debemos dar gracias a la existencia de ambos ríos ya que si no existieran veríamos inundaciones, con graves consecuencias, en nuestra urbanización.

Nos quedamos con las fotografías de ayer. (fotografías de Raúl Fernandez)

(Pincha para ver un vídeo)
(Caída de un muro en Campoamor por las lluvias)

Nos vemos en Campoamor

MBA executive