13.6 C
Campoamor
jueves 18 abril 2024

Los corsarios de Orihuela

InicioHistoriaLos corsarios de Orihuela

Fecha:

Noticias relacionadas

spot_imgspot_img

Quizás sorprenda este titular ya que la propaganda que nos ha llegado desde el siglo XV es que los corsarios (piratas con patente de corso) eran berberiscos que asolaban tierras cristianas pero no, en verdad el negocio de la piratería era tan lucrativo para personas sin escrúpulos y para las instituciones que apoyaban a estos piratas, que la piratería se multiplicó durante la edad media y los siglos XVI y XVII haciendo insegura toda la costa mediterránea.

Dentro de esta población de piratas, corsarios o no, muchos tenían su base en la “Berbería” aunque no por ello tenían que ser de origen musulmán, muchos de ellos eran renegados cristianos que se pasaban de bando por lo lucrativo que era el ser pirata, pero además, sobre todo a finales del siglo XVI y XVII, también habían piratas de origen inglés (como Jack Ward), holandés (como Simón Dansen), francés, granadinos (hasta 1492), en estas aguas del Mediterráneo español pirateaba todo el mundo.

Ya hemos descrito en nuestro blog o en nuestra revista en papel varias historias que ocurrieron en las playas de Campoamor – Cabo Roig, como la batalla naval que publicamos en la revista número 2 de Campoamor.com o el naufragio de galeras corsarias en las rocas de cabo Roig en la revista del verano de 2023 (puedes recoger ejemplar de la revista de 2023 en Morreno Schmidt).

También indicar que la costa de Orihuela y sus alrededores, tan rica y tan cercana a Argel, cruce de fronteras (Aragón, Castilla, Granada) y con tantos escondites ya que dispone de múltiples islas como Las Hormigas, Grosa, Tabarca, Escombreras y cabos como el de Palos, Roig, Gata y Cerver eran ideales para el éxito de la piratería en unos tiempos en que no había una flota oficial de los Reinos con poder suficiente para mantener el control de las aguas.

Una vez puesto en contexto, vamos a la historia que nos atañe y es que en el siglo XIV la Gobernación de Orihuela o en su caso el Baile General de Orihuela dieron patentes de corso a ciudadanos oriolanos para hacer piratería a su favor llevándose buen dinero cuando sus naves se refugiaran en sus puertos, dígase de Guardamar y cabo Cerver.

El primer corsario de Orihuela del que tenemos constancia fue Pere Grau que secuestró y pidió rescate de doce vecinos de Almería (territorio del reino de Granada) que llevó a Muhammad IV de Granada realizara una queja al monarca aragonés.

También iban en corso por los mares de la Gobernación de Orihuela los vecinos oriolanos Gómez de Almazán, Romeu Togores y Arcís de Adoval que tuvieron la desdicha de quedar arrinconados en Formentera por los berberiscos, haciéndose fuertes en un abrupto lugar, desde donde solicitaron ayuda al concejo de Orihuela, que organizó rápidamente una expedición de rescate desde el puerto de Guardamar, la principal base naval de Orihuela.

Otro pirata de Orihuela fue Francesch de Rocamora, hay constancia de los 66 sueldos que pagó a las autoridades de la ciudad por las ganancias que había tenido con la subasta de un judío de Tremecén, que capturó con su barca pirata armada.

También hay constancia de que en 1415 el soberano nazarí Yusuf III protestó a Fernando I de Aragón por la captura por un pirata de Orihuela, cerca de Gibraltar, de una nave granadina con veintidós pasajeros y un valioso cargamento.

A veces estos piratas de Orihuela se juntaban con otros de Alicante como es el caso en 1441 de los corsarios de Alicante y Guardamar, Antoni Puigvert, Nicolau Canals, Guillem Manresa y Francesc Macià, de Orihuela, quienes con licencia de la Gobernación armaron dos fustas y se presentaron en Cartagena, apresando 17 moros. A continuación asaltaron la ermita de San Juan, donde se encontraba Umberto Spínola con otros dos genoveses, que también apresaron, así como sus bienes. Alfonso Yáñez Fajardo, noble de Murcia, se quejó a las autoridades de Alicante y Orihuela solicitando justicia y la devolución de lo robado. El Consell oriolano le respondió diciendo que los genoveses no se encontraban en su poder, correspondiendo la restitución al gobernador, ante quien se comprometían a hacer  las oportunas gestiones, lo mismo que ante la reina, poniendo toda la buena voluntad para que la paz y amistad no se quebrara.

Otra patente que se otorgó fue a la unión de Fernando Oronell (en ocasiones se le
llama Orumbell), de Orihuela, y Jaume Pascual, de Alicante quienes disponían de licencia expedida por el baile general para ir en corso contra musulmanes, salvo del reino de Granada, lo que explicaría su presencia en el litoral del Norte de África, pero estos hicieron varias fechorías en la zona de Almería sobre el 1460 lo que originó protestas y la solicitud de devolución de diversos barcos y mercancías robadas.

También habían piratas oriolanos sin licencia como Ginés Silvestre de Orihuela que fue sancionado por las autoridades oriolanas por hacer piratería contra musulmanes sin su licencia, con una multa de 1100 sueldos o Marc Rosell, de Orihuela, que había armado sin licencia una galeota, dedicándose a robar en la “Berbería”, una vez llegado a puerto las mercancías robadas fueron confiscadas y vendidas por 366 y 480 sueldos.

Hay recogidos múltiples pagos al Baile General de Orihuela por los beneficios de secuestros y otros actos de piratería hasta el periodo entre 1423 y 1440 en el que no se presentó ninguna acción ante el baile general. Ya en 1457 un pirata de Guardamar, Bernat Saragosí, presenta el pago de 58 sueldos de impuesto por lo beneficios del secuestro de un “moro negro”. Las últimas acciones de corso que se tienen constancia son las realizadas por Joan de Veas en 1458, que secuestró a 4 musulmanes que obtuvo un beneficio valorado en 4237 sueldos y en 1460, Jaume Pascual, de Alicante, capturó seis moros con su galeota, vendidos en Orihuela a 500 sueldos cada uno.

Toda esta información es un resumen del contenido de los siguientes libros de historia:

LA PIRATERÍA Y EL CORSO EN EL LITORAL ALICANTINO A FINES DE LA EDAD MEDIA de JOSÉ HINOJOSA MONTALVO. PAG. 119 A 128

EL ENEMIGO VIENE POR EL MAR DE FRANCISCO VELASCO HERNÁNDEZ. Anotaciones diversas

CORSARIOS, PIRATERÍA Y GUERRA COSTERA EN EL SURESTE ESPAÑOL DE FRANCISCO VELASCO HERNÁNDEZ

HISTORIA DE ORIHUELA DE GISBERT Y BALLESTEROS

Nos vemos en Campoamor

También te puede interesar la lectura de este artículo que escribimos:

El Convento de San Ginés de Orihuela y su labor contra la piratería.

Un episodio de la guerra de los dos Pedros

Últimas noticias

spot_img