23.5 C
Campoamor
miércoles 22 mayo 2024

Avistamiento de Ballenas desde un piso en Campoamor

InicioMedioambienteAvistamiento de Ballenas desde un piso en Campoamor

Fecha:

Noticias relacionadas

Proyecto de fiestas para Orihuela Costa   

La costa de Orihuela necesita unas fiestas propias, independientes...

Este domingo se celebra en Campoamor el XI Triatlón Playas de Orihuela

El deporte tiene una cita este domingo en Campoamor...

La importancia del control de las colonias de gatos callejeros

El Ayuntamiento busca controlar las colonias de gatos callejeros...

Se reparan los puntos de recarga de vehículos eléctricos en Orihuela Costa

El Ayuntamiento nos informa que se han reparado han...
spot_imgspot_img

Nos hemos hecho eco, varias veces de esta noticia, pues todos los años se contabilizan entre 60 o 70 ballenas, que pasan por nuestras costas realizando su peregrinación hacia el estrecho de Gibraltar para salir al Atlántico. Las ballenas entran al Mar Mediterraneo en invierno, para criar, con la bajada de temperaturas, nuestras aguas están más frías y pueden pasar aquí una temporada y entre abril y mayo, antes de que suban de nuevo, se vuelven al océano. Este grupo pertenece a la población de ballenas Noreste Atlántica (NENA). Cuando dejan su residencia habitual, entran por el estrecho de Gibraltar, buscando alimento en el Mediterraneo. Van haciendo una ruta, un circulo que barre las costas del Magreb, después suben dirección Costa Azul en Francia y bajan por el Levante. En esa etapa final, pasan entre las islas Baleares e Isla Tabarca, con destino al Mar de Alborán, donde suelen quedarse unos días para que las crías cojan un poco más de peso y tamaño antes de salir al Atlántico. Antes de ese último tramo, hacen su paso por Campoamor. Normalmente su trayectoria suele estar a unas pocas millas de la costa y rara vez son visibles desde la costa. Sin embargo, este articulo esta hecho con la emoción de quien ha visto pasar una ballena desde la terraza de un piso en Campoamor.

La experiencia de mirar al mar y ver pasar una ballena

Estaba yo enseñando un piso en el centro de Campoamor, se trataba de un piso con buena altura, un décimo. El mar parecía una balsa, ni una pizca de viento, ni una ola, nada, solo había calma. A lo lejos se veía un barco y las balsas donde se crían atunes. Todo se veía con gran nitidez, pues era de tarde y todavía quedaban dos o tres horas de sol. Tener el sol de espaldas mirando el mar genera una visibilidad mayor y por ello tuvimos la inmensa suerte de verlo todo con claridad. De pronto, algo inusual me causa curiosidad, se trata de una especie de ola, en mitad de la calma del mar parece más bien una estela en movimiento. Algo avanza dejando la espuma del agua en movimiento. Por el tamaño podría parecer la estela de un barco, pero allí no había barco alguno. De pronto salió el lomo típico de las ballenas, se dejaba entrever, una pequeña aleta. En ese momento quedo claro era una ballena de buen tamaño, iba sola. El ritmo se puede ver en el video que adjunto, es bastante rápido y enérgico. Lo comento con quienes me acompañan en la visita de la vivienda, y nos ponemos a señalar y localizar la ballena al principio todo es más confuso, pero a medida que vemos que el movimiento es el que se espera de un cetáceo de grandes medidas, salimos de dudas. Casualmente un vecino se asoma a la terraza y también participa del avistamiento. Todos quedamos embelesados con el espectáculo. Son tan pocas las ballenas que pasan y tan difíciles de ver que nos sentimos unos auténticos privilegiados.

  Pincha para ver vídeo

Me considero un enamorado del mar. Todo lo que tiene que ver con la vida marina me genera una gran pasión. Desde niño me gustaba bucear y ver pececitos con las gafas y hasta hoy, con nuevas aficiones por los deportes náuticos de remo como la piragua o el pádel surf, me sigue generando fascinación descubrir novedades en la fauna marina.

Otro de los momentos más emocionantes, fue poder remar entre delfines me acompañaba Daniel Robles (redactor de este blog), (pincha para ver el artículo) con su kayak, y tuvimos la enorme suerte de ver pasar una manada de delfines y ya que su ritmo no era muy rápido pudimos remar con ellos un buen trecho. Estábamos a tan solo 500 metros de la playa de la Glea, no suelen acercarse tanto, pero allí estábamos en el momento oportuno, pudiendo acompañar una manada de unos 5 delfines con 2 crías, que nadaban muy pegadas a su madre. Había veces que todos los delfines bajaban y no sabias por donde iban a salir, asi que íbamos entre asustados y emocionados. Mereció la pena.

Y cuando aquello parecía que ya no se iba a volver a repetir, hace tan solo un año, esta vez mi compañero de remo fue Antonio Ballester con su padel surf volvimos a remar entre delfines frente a la playa de la Glea, aunque esta vez no había crías y el ritmo fue mucho más rápido apenas pudimos estar con los delfines unos 5 minutos.

Desde entonces, uno de mis vicios es mirar el mar e intento divisar a lo lejos cualquier grupo de estos simpáticos delfines o esas enormes ballenas que nos visitan.

Nos vemos en Campoamor.

Matthias Moreno
Matthias Morenohttp://www.morenoschmidt.com
Somos una Inmobiliaria especializada en Dehesa de Campoamor y alrededores. Nos encantaría servirte de ayuda a la hora de encontrar la casa de tus sueños o si decides vender o alquilar tu vivienda. Y...por qué no decirlo, ¡somos de Campoamor de toda la vida!

Últimas noticias

spot_img